A Amnistía Internacional, quienes violan los derechos humanos le han dicho de todo menos bonita.

Y en algunos casos con fiereza, hasta conformar una auténtica antología del insulto y la descalificación. Las críticas suelen compartir varios clichés –las denuncias de AI son “mentiras” o “verdades a medias”, forman parte de una “campaña contra nuestro país” y pecan de “parcialidad”–, y acaban sazonándose con ‘argumentos’ rotundos del estilo de “agente del imperialismo”, “filomarxista” o “prosionista”.

La organización paga así el precio por mantener su absoluta independencia, no solo “de todo gobierno, partido político, ideología, interés económico o credo religioso”, sino también financiera, ya que se apoya casi exclusivamente en las “suscripciones y donaciones de sus afiliados en todo el mundo”.

Amnistía Internacional Bélgica entregó un árbol de Navidad en la Embajada de México en Bruselas, el 24 de diciembre de 1981. El mensaje adjunto decía "A Su excelencia el Embajador de México: en la noche de Navidad, piense en sus compatriotas que "desaparecieron", algunos de ellos durante años. Y también en sus familias. Nosotros le rogamos: encuentre a los "desaparecidos". Amnistía Internacional. (c) Amnistía Internacional

La galería de ‘ofendidos’ es casi tan amplia como la de violadores de los derechos humanos denunciados por Amnistía Internacional. Pero no faltará quien rice el rizo descalificador, como hacía en 1982 la revista mexicana ‘Hoy’ al describir a la vez a AI como “punta de laza del comunismo” y como “copia variada de una negra organización que antaño se llamaba Juventudes Hitlerianas”, antes de declararse apenado “por los que reciben dinero, premios y becas pagados por Amnistía Internacional con rublos manchados de sangre y podredumbre”. A su juicio, la organización era parcial porque exigía la libertad de presos políticos, “pero solo si son chilenos,haitianos o argentinos”.

En los últimos años, el tono de las críticas a AI tiende a ser menos furibundo, y la argumentación, más calculada. Así sucede, por ejemplo, en Estados Unidos a propósito de Guantánamo y los centros de detención en el extranjero. Por un lado, con reproches escalonados a la organización –por “no decir la verdad”, según Bush; por haber “perdido la objetividad”, según Rumsfeld; o por su “informe absolutamente irresponsable”, según el general Myers–, Y por otro, con salidas por peteneras como la del portavoz de la Casa Blanca en 2004, McClellan, que responde a la acusación de Amnistía de que la “guerra contra el terror” ha hecho el mundo más peligroso, declarando que “No admitimos las críticas de Amnistía Internacional, ya que Estados Unidos es un destacado defensor de la protección de los derechos humanos y continuaremos siéndolo (…) La guerra contra el terrorismo ha tenido como resultado la liberación de 50 millones de personas en Afganistán e Irak, así como la protección de sus derechos”.

La policía ataca a un manifestante en Madrid el 22 de mayo de 2006 © Eduardo León

La policía ataca a un manifestante en Madrid el 22 de mayo de 2006 © Eduardo León

Pero tampoco faltan exabruptos. Alguno, con firma hispana, como la de la Confederación Española de Policía en 2007, que respondió al informe “Sal en la herida” sobre malos tratos policiales calificando a AI de “vergüenza de las ONG españolas” y acusándola de inventar “informes fantasiosos para conseguir proyecciòn mediática y subvenciones”. Y aún peor se las gastaban ese mismo año en Sudán, donde la denuncia de sistemáticas violaciones de derechos humanos contra la población civil en Darfur llevaba al ministro de Justicia Ali Al Mardi a “pedir a la Interpol una orden de arresto contra su directora (se refería a la entonces secretaria general Irene Khan) por divulgar mentiras”.

Los ataques a la organización de derechos humanos habían alcanzando niveles de agresividad verbal aún mayores en décadas anteriores. Por ejemplo, en 1978, cuando el presidente guineano Ahmed Seku Turé consideró a AI “una basura” por hablar de presos políticos en su país. O en 1981, cuando el Gobierno de Guatemala la comparó con “desquiciados mentales con angustiosas aberraciones ideológicas” por denunciar un plan oficial de asesinatos políticos. O ese mismo año, cuando el ayatolá iraní Jomeini la incluyó entre “todos los lacayos de las potencias satánicas”.

Premio Nobel de la Paz 1977

Copia del Premio Nobel de la Paz recibido por Amnistía Internacional en 1977

El Premio Nobel de la Paz concedido en octubre de 1977 a Amnistía Internacional tampoco gustó en algunos sitios. En Indonesia, el almirante Sudomo se atrevió incluso a aconsejarle que cambiara su nombre por el de Amnistía Comunista Internacional. Y en India, la primera ministra Indira Gandhi –molesta por las protestas de AI contra los miles de detenciones de opositores bajo el estado de emergencia– la situó junto a la Internacional Socialista como “organizaciones que desarrollan una gran actividad en la campaña de odio contra nuestro país”.

Hubo críticas más sutiles. Por ejemplo, admitiendo la anterior respetabilidad de AI para disimular el posterior malestar con sus denuncias. Como ‘The Zambia Daily Mail’ en 1975, que tras reconocer que “Amnistía Internacional imponía respeto en este país”, añadía que “quizá entonces no conocíamos a los turbios personajes que ahora llama fuentes de confianza”. En otros casos el disgusto era más rotundo, como el del diario soviético ‘Izvestia’ en 1980 al quejarse de que “si al principio AI había intentado crear una imagen de objetividad, (…) ahora hasta esa mascarada rudimentaria ha sido totalmente abandonada”. Y más aún el del columnista estadounidense Ralph de Toledano, que en 1981 reprochaba a esa “organización otrora respetada” su “tratamiento benigno” a “Gobiernos comunistas que han dejado el genocidio nazi a la altura de un juego de niños”.

Artículo de Izvestia article sobre AI

Artículo de Izvestia article sobre AI. (c) Radio Moscow and Izvestia

También hubo malpensados empeñados en cuadrar su argumentación. Como el diario uruguayo ‘El País’ en 1976, que para intentar descalificar las denuncias de torturas de AI, recalcó que beneficiaba a la URSS y que al “asumir ocasionalmente la defensa de prisioneros soviéticos” solo buscaba “la imagen, que tanto necesita, de independiente, justa y parcial”. A la inversa, el ‘Kabul New Times’ entendía en 1981 que “las falsas pistas al criticar a regímenes como el chileno, no logran engañar al público progresista mundial”, que “sabe que son simplemente emisarios y mandaderos del imperialismo”.

 

Compartir:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Twitter

Esta entrada tiene 12 comentarios.

No se permiten más comentarios.

  1. Señor Iñigo Romón: Nosotros hemos dado una opinión respetuosa sobre lo que hemos visto con respecto a la tolerancia de AI con respecto al régimen de Chávez y es posible que no hayamos tomado nota de esas actuaciones que usted menciona. Nos alegramos de que existan y de que estemos equivocados…pero en ningún momento hemos pretendido lanzar infundios, como usted dice , para desprestigiar a Amnistía Internacional. Pero lo que observamos en su nota y en la manera de expresar sus razonamientos es que son poco agradables…..bien le valdría tomar una buena dosis de diplomacia y de bien hablar. Saludos,
    Jorge Enrique Hernández
    Presidente

  2. antonio
    04 jun 11 11:48

    Enhorabuena. La aspiración por la justicia, la verdad, la prosperidad y la paz es innata a cualquier ser humano. Lo reconozca o no. Cualquier esfuerzo en ese sentido es meritorio. Somos cada uno de nosotros los que hemos de estar en paz. Entonces el mundo estará en paz.

  3. Ana María Espinosa
    03 jun 11 19:12

    Me sumo a ese brindis por esos 50 años imprescindibles, sigamos, el mundo lo necesita.

  4. Iñigo Romón
    30 may 11 14:59

    Asociación Civil Humanity: Amnistía no “es parcial” al régimen de Chaves. Ser parcial es “estar con” o “de parte de”. No creo que pueda encontrar ninguna manifestación de AI a favor de Chaves o ninguna de sus actuaciones.
    Y si quiere saber lo que AI dice de Chaves, busque en la web de la organización. Y si hay algo que falta, denúncienlo, que se investigará. Igual que sucede con Cuba, Corea del Nore, Iran, Arabia Saudita, Zimbabwe, Rusia, España, USA, etc etc.
    Pero no lance infundios sin razón y sin leer.

  5. Iñigo Romón
    30 may 11 14:55

    Si no fuera por la gente como Amnistía: fantasiosa, irreal, falsa, comunista, fascista, antisistema, inconsciente, peligrosa… y todas las lindezas que nos quieran llamar, el mundo sería una pocilga aún mayor. Mucho de lo que se ha conseguido, se ha conseguido con pluma y papel, sin disparar un sólo tiro. Justo lo contrario de los “libertadores” que tanto nos insultan.
    En España, todavía tendremos mucho que aguantar de todos los anti: anti liberación de la mujer, anti justicia internacional, anti trasparencia en las actuaciones policiales y de los servicios de inteligencia, anti juicios justos a los terroristas y no ejecuciones sumarias, etc.
    Si no nos dejan soñar, no les dejamos dormir. Je, je, je.

  6. Igor
    29 may 11 1:03

    No quiero pensar qué más abusos se cometerían si que estuviese Amnistía Internacional para denunciarlos.Y no sólo los Mossos de D´Esquadra.La Ertzaintza tres cuartos de los mismo. Y qué no vas a decir de la Policía Nacional y la Guardia Civil! Si a España precisamente lo que no le sobra es cultura democrática, con la “Transición modélica” que dicen que tuvimos. Otro día hablamos de los desaparecidos en la dictadura de Franco. En Argentina -donde también se cuecen habas, claro- nos da sopas con honda en investigar estas cosas.Y aquí mirando la luna de Valencia.

  7. Alejandro Jorge Lento
    28 may 11 20:51

    QUE HARÁ AMNISTIA ANTE ESTOS ABUSOS? HASTA CUANDO VAMOS A SOPORTAR ESTO?
    PORQUE LOS MOSSOS D’ESQUADRA NUNCA SON RESPONSABLES DE LOS DELITOS QUE COMENTEN?

    http://vimeo.com/23808534

  8. beatriz hernandez saez
    28 may 11 16:19

    ……….FELICIDADES 50 velas ..espero que continuemos pasandonos esas velas los unos a los otros para no dejar este mundo en la oscuridad……

  9. AI..toda institución o personalidad que actúe en el marco de defensa de los derechos individuales de cualquier tipo será blanco de ataques y criticas despiadadas de los que se consideran agredidos por violentar esos principios.
    Eso debe fortalecer nuestra actitud de lucha para reivindicar el derecho de la humanidad de que se le respeten, en cualquier circunstancia, los que han sido consagrados como fundamentos básicos para la vida.
    Pero ustedes tampoco deben ser parciales con regímenes como el de Hugo Chavez en venezuela, donde se violan descaradamente todos los derechos humanos y hasta los divinos sin que ustedes hagan una sola nota de protesta y mas bien pareciera que cuenta con el apoyo de su organización.
    En genera,l en la mayoría de sus actuaciones como organización de defensa de los derechos humanos, les aplaudimos y felicitamos y en todas nuestras páginas le tenemos como amigos.
    Saludos cordiales
    Jorge Enrique Hernandez
    Presidente

  10. Muchas felicidades por los 50 años luchando por defender los derechos humanos de todo el
    mundo, ojala que llegueis a los 100 y el mundo sea mejor que ahora y terminen con la pena de muerte. Un abrazo de Conchi

  11. gabriel dupetit
    28 may 11 14:06

    A esta colección solo puedo agregar las palabras de don Quijote de la Mancha:

    ” LADRAN SANCHO, SEÑAL QUE CABALGAMOS ”

    ¡JUSTOS DEL MUNDO, SEGID ADELANTE!

  12. elvira
    28 may 11 12:03

    Brindo por todos los que de manera altruista luchan por conseguir que se cumplan los derechos de todas y cada una de las personas que habitamos este complicado mundo.