El Programa de Protección Temporal de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos y sus familias ha acogido en España a más de 40 familias desde que se puso en marcha en 1998

© AI Uruguay 2003

Estas personas han visto cómo su trabajo en defensa de los derechos humanos ponía en riesgo su vida y la de su familia, han recibido amenazas, han sido objeto de denuncias falsas y de detenciones arbitrarias.

El programa de protección temporal les proporciona un espacio donde puedan continuar con su labor en defensa de los derechos humanos sin riesgo para su vida o su integridad física, cuando esto ya no es posible en sus países de origen.

James Thor y Nelson Restrepo, dos defensores acogidos al programa de proteccion temporal, participando en el acto de lanzamiento de la campaña contra la tortura de 2011. © AI

Han pasado 12 años y parece que fue ayer cuando llegó la primera familia. Iván y Mercedes, con su peque, llegaban de Colombia. Trabajaban en Justicia y Paz, algunos de sus compañeros habían sido asesinados y ellos llegaban con el corazón todavía allí, pendientes de los que dejaban atrás. Me acuerdo también de James, de Liberia, con su eterna sonrisa, sus ojos llenos de curiosidad por todo, y su historia de tortura a cuestas. De Jorge y su familia, y Jairo, su compañero de aventuras, también de Colombia. Trabajaban en el Instituto Popular de Capacitación, amantes de la charla, la guitarra y la fiesta, con la risa fácil y la mirada profunda. Tardaron una eternidad en llegar, fueron secuestrados por la organización paramilitar nacional Autodefensas Unidas de Colombia, estuvieron desaparecidos tres semanas, cuando por fin les vimos entrar en la oficina en Madrid, no nos podíamos creer que fuera verdad.

Desde julio está con nosotros Alex David Sánchez, de Honduras, nadie mejor que él mismo para contar su historia, os dejo con él.

Alex David Sánchez

Defensor de Derechos Humanos y activista LGTB

Alex David Sánchez

Soy un joven, me identifico como homosexual, tengo 23 años y soy de nacionalidad Hondureña. Mi trabajo consiste en la promoción y defensa de los Derechos Humanos así como en la incidencia política por los derechos del colectivo LGTB en Honduras.

Por una sociedad muy conservadora y homófoba nos hemos visto muy afectados en el país en los dos últimos años, registrando 38 muertes por crímenes de odio en el colectivo. Hemos vivido un golpe de estado el cual ha perjudicado a los colectivos más vulnerables del país, entre ellos nosotros las personas LGTB, principalmente la comunidad transexual ya que son el blanco mas fácil al cual atacar.

Como defensor de derechos humanos me he visto afectado por amenazas y lesiones en tres ocasiones, he denunciado ante las oficinas policiales, fiscalías de Estado y oficinas de Derechos Humanos, con la esperanza de esclarecer estos hechos antes mencionados en el colectivo, sin embargo esto no lo han tomado por el lado serio, dejando engavetados los expedientes, desapareciendo las denuncias y sumándonos a la impunidad como otros hechos más en la espera de resolución.

Durante mis amenazas logré denunciar públicamente a través de medios de comunicación a los miembros de la policía, ya que les hemos identificado como los victimarios en la mayoría de los incidentes. Las organizaciones internacionales han sido las primeras en apoyar a la comunidad LGTB, como Amnistiá Internacional que, con sus acciones urgentes, ha mostrado el interés por el colectivo LGTB principalmente por mi persona, sacándome del país a través de el programa de acogida de Defensores de Derechos Humanos, un programa de apoyo y acogida a las y los defensores que velan por los derechos humanos y a la vez se ven más afectados por algún riesgo social, o  político en el trabajo que realizan, en sus comunidades o colectivos.

Yo, en lo personal, tengo un gran agradecimiento para Amnistiá Internacional porque gracias a esta organización puedo seguir con mi proyecto de vida en pie, sobre todo puedo seguir haciendo una alianza con otras organizaciones para dar a conocer cual es la realidad que se vive en la comunidad LGTB y de esa manera poder apoyar a quienes más lo necesitan.

Compartir:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Twitter

Esta entrada tiene 4 comentarios.

No se permiten más comentarios.

  1. ToniIndignado
    10 dic 11 12:43

    Todo esto me parece muy bonito y bucólico y lícito, pero yo voy a lo practico…..¿¿¿eso quien lo paga??, por que si tiramos del hilo al final sale el bolsillo de la gente de pie que es de donde sale toda la pasta, y España no está en este momento para ponerse el traje de Supermán y hacer de superheore de nadie, cuando aquí mismo hay millones de personas que lo han perdido TODO, un cordial saludo.

  2. Antonio Suárez
    02 dic 11 19:59

    Como defensor de los derechos humanos, apoyo totalmente a la comunidad LGTB, a la vez que, recordar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el artículo 2 punto1.: Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
    Por lo tanto, toda discriminación hacia el citado colectivo, me parece una auténtica y vergonzosa ¡¡INJUSTICIA!!

  3. Si fuese un hijo el que fuese de este colectivo. ¿Mataría a su propia sangre sólo porque sea homosexual?tendrían la sangre fría si cometiesen
    ese crimen.

  4. Me da mucha pena que los gobiernos estén amenazando a este colectivo de personas homosexuales, como por ejemplo Alex David Sanchez.¿Es que no tienen derecho a nada más que a morirse?. Yo escribí al gobierno hondureño para que dejaran en paz a este Defensor de los Derechos
    Humanos,y veo con mucha pena que no han hecho
    nada, sino todo lo contrario de lo que les pedí en el
    correo. No se han puesto a pensar lo que les hubiese
    pasado a ellos si estuviesesn en sus carnes.