La campaña global contra la pobreza y exclusión que violan los derechos humanos, marca la quinta década de AI

La campaña Exige Dignidad en dos minutos (c) AI

Exige Dignidad”, lema de la campaña global lanzada por Amnistía Internacional en 2009, es toda una declaración de principios para su 50º aniversario. Y marca la quinta década de la organización, que amplía así sus competencias para incluir el derecho humano a no ser pobre y, por tanto, la necesidad de poner fin a la injusticia y la exclusión que atrapan a quienes las sufren en un círculo vicioso de privaciones y falta de autonomía personal y colectiva. Un círculo que se refleja con dramatismo en la mortalidad materna o  los asentamientos precarios, y que deja ver detrás del espejo la responsabilidad de muchas empresas o, en clave positiva, la necesidad de garantizar por ley ciertos derechos sociales.

Tal exigencia de dignidad humana serviría de saludo de bienvenida a Salil Shetty cuando asumió en 2010 la Secretaría General de AI en sustitución de Irene Khan. Un terreno abonado para él, que había dirigido desde 2003 la Campaña del Milenio de la ONU y que antes (1998-2003) fue director ejecutivo de ActionAid, ‘hermana mayor’ de la española Ayuda en Acción y una de las ONG para el desarrollo con más experiencia en la lucha contra la pobreza. Shetty recibía también un valioso legado, el compromiso creciente de la base de AI, cuyo número de simpatizantes, miembros y activistas superaría ya los 3 millones en 2011.

Vaclav Havel fue el primer galardonado con el premio Embajador de Conciencia que concede AI, en Dublín el 13 de noviembre de 2003. © Hugh McElveen

Amnistía había estrenado siglo y milenio con algunos avances en su investigación sobre derechos humanos, como el acceso en 2003 a Myanmar (por primera vez en la historia de AI) y a Sudán en 2002 (primera vez en 19 años), a los que siguió en 2003 Irak (primera en 20 años). Un año, 2003, que deparó otra buena noticia, la creación por la organización del premio Embajador de Conciencia, que inauguró su galería de galardonados con el intelectual, político y ex preso de conciencia checo Vaclav Havel.

En 2004 la entrega fue en Madrid, y dos mujeres las protagonistas: Mary Robinson, que había sido presidenta de Irlanda y Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y la abogada guatemalteca y defensora de los derechos de la mujer Hilda Morales Trujillo. En 2005 fueron el grupo musical irlandés U2 y su manager Paul McGuinnes,  en 2006 el ex presidente sudafricano Nelson Mandela, en 2008 el cantante británico Peter Gabriel y en 2009 la política birmana y premio Nobel de la Paz 1991 Daw Aung San Suu Kyi.

Iniciativas numerosas

Kit de 'vuelta al cole' entregado por AI, IO y Greenpeace a la Comisión de Defensa del Congreso y a otros parlamentarios para aprobar la asignatura pendiente de una ley sobre comercio de armas. 13 de septiembre de 2007. (c) AI

La quinta década de Amnistía Internacional ha sido fecunda en iniciativas por los derechos humanos, desde la campaña para controlar las armas pequeñas y ligeras –cuyo gran eco en España permitió aprobar en 2007 la Ley de Comercio de Armas–, hasta la denuncias contra Estados Unidos, por sus ilegalidades y torturas en la llamada “guerra contra el terror”, y contra Rusia, por la “cultura de la impunidad” en sus violaciones de derechos humanos.

Make some noise Ciudad Juarez 2006 © Amnesty International

 

Amnistía se ha esforzado también por situar en el primer plano de la preocupación internacional temas como la violencia contra las mujeres –especialmente trágica para las jóvenes intimidadas, acosadas y asesinadas en México-, la discriminación de las personas con VIH-sida o la persecución de las minorías sexuales: ocho países llegan a castigar la homosexualidad con pena de muerte y siete con cadena perpetua. Otra campaña destacada situó en el centro a los pueblos indígenas, para acabar con las violaciones generalizadas de sus derechos humanos, y se saldó con éxito en el caso de la comunidad dongria kondh, en las colinas de Niyamgiri al este de la India, que pudo evitar el desalojo de sus tierras tradicionales por la compañía minera Vedanta.

Imagine … salvemos Darfur © AIUSA “IMAGINE” by John Lennon (c) 1971, 1999 Lenono Music (admin. by EMI Blackwood Music Inc.)

Para sacar a la luz la terrible situación en la región sudanesa de Darfur, AI colaboró con la artista japonesa Yoko Ono para lanzar la campaña “Haz ruido”, en la que más de 30 músicos de renombre mundial promovieron una petición global al Gobierno de Jartum para que protegiera los derechos humanos y a la población civil de esa región occidental asolada por la guerra civil. La viuda del fallecido John Lennon también demostró su compromiso con los derechos humanos al donar a Amnistía los derechos de grabación de las canciones compuestas por el ex ‘Beatle’ durante su carrera en solitario, incluida la legendaria “Imagine” en la que imaginó “a toda la gente viviendo la vida en paz” y “compartiendo todo el mundo”.

AI-España, de premio

Trata de mujeres

Palabras de Marta González, directora de Proyecto Esperanza, organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es el apoyo integral a la mujeres víctimas de la trata.

En nuestro ámbito nacional, la Sección Española no solo hacía suyas las iniciativas del Secretariado Internacional de AI, sino que dejaba su propio sello en cuestiones como la violencia contra las mujeres al dedicar particular atención, por su mayor vulnerabilidad, a las inmigrantes en situación administrativa irregular. El tema de la inmigración ha sido una preocupación constante, sobre todo en episodios tan dramáticos como los de Ceuta y Melilla de septiembre de 2005, con 13 muertes, decenas de heridos y cientos de personas abandonas en el desierto marroquí sin que nadie haya sido juzgado por todo ello. Las denuncias de Amnistía han permitido mejorar la acogida a quienes llegan en cayucos, pero se siguen produciendo expulsiones encubiertas de reagrupación familiar de menores no acompañados.

Ningún tema de derechos humanos ha escapado al escrutinio de AI-España, incluidos los malos tratos policiales –el informe “Sal en la herida” de 2007 denunció la frecuente impunidad de sus autores y la indefensión de las víctimas– y la memoria histórica, capítulo en el que reclama el derecho a la verdad, justicia y reparación de las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo. Por otra parte, la organización aboga por la implantación en escuelas y universidades de una “cultura de derechos humanos”, cuyo primer paso podría ser la asignatura de Educación para la Ciudadanía. En paralelo, alerta del descontrol en los videojuegos, que deja desprotegida a la infancia ante contenidos inapropiados que banalizan las violaciones de derechos humanos.

Fruto de ese intenso trabajo han sido los reconocimientos a la Sección Española de Amnistía Internacional, como el Premio a la Libertad Luis del Olmo (2002), el Manuel de Irujo del Gobierno Vasco (2003), los Premios Nansen para los Refugiados y de Derechos Humanos del Consejo General de la Abogacía (2004), el del Club de Medios (2007) o, en este mismo 2011, el Premio Internacional Jovellanos “Resistencia y Libertad”.

Compartir:
  • del.icio.us
  • Facebook
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • Twitter

Esta entrada tiene 1 comentario.

No se permiten más comentarios.

  1. Toni Suárez
    03 ago 11 20:37

    Con la frase inicial de hoy: “La campaña global contra la pobreza y exclusión que violan los derechos humanos, marca la quinta década de Amnistía Internacional”, invito a todas las personas a reflexionar, para ayudar a errradicar las violaciones de los derechos humanos en el mundo.