Mi más sincera admiración a todas las personas que no se rinden, como la activista siria Hanadi Zahlout, como el objetor de conciencia turco Halil Savda y como todas las personas encarceladas en el campo de concentración Yodok de Corea del Norte. Este 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, va por ellos y ellas

Los derechos humanos, en portada

Si quieres participar en la acción que estamos poniendo en marcha por la libertad de expresión visita esta web

 

La libertad de expresión es para mí un click en un teléfono.

Corría el 2002. Yo por aquel entonces trabajaba en el equipo de Cuba de Amnistía Internacional en Londres. Era una tarde como cualquier otra, estaba hablando por teléfono con uno de nuestros contactos -  tantos años después y ya en libertad, todavía no me atrevo a decir su nombre, por si acaso –. Era una de esas habituales conversaciones en las que estaba intentando averiguar la veracidad de una información, dándole vueltas a los detalles del derecho y del revés para comprobar que eran correctos y podían tener el sello de Amnistía Internacional.

» Seguir leyendo

Valdenia Paulino, que fue acogida en el programa de protección de defensores de AI-España, considera los derechos humanos "el punto de partida para superar la pobreza"

Valdenia Paulino, favelas de Joao Pessoa, Brasil © Sofía Moro 2010

Las palabras de Valdenia Aparecida Paulino, abogada brasileña y defensora de los derechos humanos en las favelas de este país, no tienen desperdicio: “Los derechos humanos son el pasaporte de quienes viven en la pobreza para ser reconocidos como seres humanos y ciudadanos“, porque tener conciencia de ellos “es el punto de partida para superar la pobreza”. Y cuando las personas lo hacen, “descubren que son los protagonistas de su propio desarrollo y dejan de contentarse con las sobras que dejan otros. Empiezan a participar en el proceso político, a exigir sus derechos y a hacer que quienes están en el poder rindan cuentas”.

Ella pone especial énfasis cuando repite esa filosofía ‘en femenino’, porque las mujeres y sus derechos han sido su ley de vida desde que, ya de niña, fue “testigo en Sao Paulo del hambre, la muerte, el trabajo infantil y la violencia institucional, en particular del uso arbitrario de la fuerza policial en las favelas; de la discriminación racial y social; de la indiferencia de las autoridades”. Eso la llevó a querer “hacer algo”. Y pronto se puso a la tarea. Con apenas 14 años colaboraba en la alfabetización infantil en los barrios marginales. Con 18 organizó una casa para chicas que intentaban dejar la prostitución. Además, esas y otras iniciativas “se llevaron a cabo en las favelas, gracias al valor y la creatividad de sus habitantes”.

» Seguir leyendo

Apoyada en una 'policía cibernética' y una 'Gran Muralla' cortafuegos de Internet, la vigilancia de la Red recorta las libertades de prensa y expresión La implacable persecución de activistas de derechos humanos, periodistas y blogueros no ha logrado silenciar a 485 millones de internautas

 

El gobierno chino borra blogs, bloquea webs y encarcela a internautas… Campaña por la liberación de Shi Tao (c) AI 2010

El Gobierno chino ya no sabe qué inventar para frenar la libertad de expresión y el activismo de derechos humanos en la Red. Con 485 millones de internautas y 200 millones de microblogs, ni los miles de ‘policías cibernéticos’ ni el inmenso cortafuegos (firewall) que ya se conoce como la ‘Gran Muralla de Internet’, han podido silenciar las informaciones y opiniones críticas hacia el régimen. Activistas, periodistas y blogueros están pagando, eso sí, un alto precio represivo por la implacable persecución oficial que ha llevado a muchos a prisión.

» Seguir leyendo

Mientras la necesaria “justicia, reparación y compensación a las víctimas” avanza a trompicones, AI denuncia la utilización oficial de imprecisas leyes sobre “ideología genocida” y “sectarismo” para suprimir la disidencia política

» Seguir leyendo

El Ministerio bloqueó tres campañas de publicidad de AI por no considerarlos “de servicio público”.

De tiempo en tiempo, los derechos humanos no le parecen un asunto de interés general al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITC), que en los últimos años ha bloqueado tres campañas de publicidad de Amnistía Internacional para sensibilizar a la población sobre esa cuestión. La capacidad ministerial de etiquetar “de servicio público o carácter benéfico” un anuncio televisivo es decisiva para su emisión gratuita en las cadenas nacionales y autonómicas, y tal posibilidad es clave para AI, que se esfuerza por garantizar su imparcialidad y libertad de acción al financiarse casi exclusivamente con las aportaciones de sus socios y donantes y sin aceptar subvenciones de Gobiernos nacionales ni donaciones de partidos políticos para su trabajo de investigación y campañas.

Para las cadenas de televisión, la importancia de la citada certificación del MITC radica en que el anuncio no cuenta como publicidad comercial a la hora de calcular el tiempo máximo permitido para ese capítulo. De ahí la referencia técnica de “exención de cómputo”, que aunque solo puede concederse tras la emisión gratuita del anuncio, en la práctica suele anticiparse, ya que las cadenas prefieren tenerla garantizada para no ‘perder’ parte de su tiempo publicitario. De hecho, cuando Industria bloqueó en 2008 el anuncio de la campaña “Si nadie dice nada es como si no existiera”, con el que AI celebraba su 30º aniversario en España, hasta doce cadenas –tres nacionales, seis autonómicas y tres canales de pago– se negaron a emitirlo por carecer del certificado ministerial de exención de cómputo.


 

El MITC acabaría rectificando en septiembre de 2009, casi año y medio después de su primera negativa a la solicitud de Amnistía Internacional, cuyos sucesivos recursos y precisiones permitieron aclarar ciertos ‘despistes’ conceptuales de Industria en materia de derechos humanos. “Si nadie dice nada es como si no existiera” tiene como protagonistas a un egipcio torturado por defender a un familiar agredido por policías y a un preso de conciencia de Zimbabue torturado bajo custodia policial, y AI subraya el mensaje de que “el poder de la gente, a través de la denuncia pública, es la única esperanza de que se haga justicia para quienes están detenidos injustamente”. 

» Seguir leyendo