Hace pocos dias tuve ocasión de charlar con mi colega Neil Sammonds, investigador de Amnistía Internacional para Siria, Líbano y Jordania, que estaba de visita en Madrid. Fue un encuentro fugaz a mediodía que aprovechamos para comer algo rápido, entre las reuniones de trabajo y las entrevistas que tenía programadas en su apretada agenda.

» Seguir leyendo

Desde ‘Won’t Get Fooled Again’ de Pete Townshend en la gala ‘Secret Policeman’s Ball de Amnistía Internacional en 1979, a la versión agitadora de ‘Working Class Hero’ de John Lennon realizada por Green Day para la campaña de Amnistía por Darfur en 2007, los músicos han respondido siempre a la llamada de Amnistía, y han estado dispuestos a estar en el frente de batalla para contraatacar al terror, con la justicia y los derechos humanos.

» Seguir leyendo

El ucraniano Myroslav Marynovich y el moldavo Slava Aidov, dos símbolos del exitoso apoyo de AI a los presos de conciencia en la antigua URSS

Manifestación de AI Alemania contra los abusos psiquiátricos en la URSS, 1985. © AI

Informe de AI publicado en 1975 sobre presos de conciencia en la URSS

El presidente de la Asociación de Abogados Soviéticos -y a la vez de la Corte Suprema-, Lev Smirnov, no se anduvo con chiquitas en 1975 al descalificar el informe de Amnistía Internacional sobre los “Presos de conciencia en la URSS: Su tratamiento y condiciones”. Una “vulgar falsificación y difamación sobre la realidad soviética y la legimitimidad socialista”, le escribió al entonces secretario general de AI, Martin Ennals. Y todo porque la organización de derechos humanos había llegado a la conclusión de que las condiciones de detención de los disidentes políticos y religiosos “en las cárceles, colonias de trabajo correccional y hospitales psiquiátricos están por debajo de los estándares internacionales y nacionales” suscritos por la Unión Soviética.

Muchos eran los datos recogidos por Amnistía que avalaban ese balance crítico. En los campos de trabajo, por ejemplo, las raciones escasas de comida, el descuido en la atención médica, las deficientes condiciones de trabajo, las “clases reeducativas” forzosas, el predominante “acento punitivo” y la falta de un auténtico derecho de queja. Y en los hospitales psiquiátricos, la práctica privación de derechos sanitarios y legales, la complicidad médica en los diagnósticos más políticos que sanitarios contra los disidentes, el control más policial –por Interior y el KGB- que médico de los centros, la condición de estos más cercana a una prisión que a una institución de tratamiento y la utilización de delincuentes como sanitarios sin formación adecuada y con hábitos autoritarios y maltratadores.

» Seguir leyendo

Muchas otras violaciones de derechos humanos quedaron pendientes, como el encarcelamiento de “presos inocentes” acusados de terrorismo o las esterilizaciones quirúrgicas forzadas a mujeres pobres que investigó la abogada peruano-española Giulia Tamayo

» Seguir leyendo

Un millón de firmas por la amnistía, y la ampliación de su lucha a los derechos económicos, sociales y culturales definen la tercera y cuarta décadas de AI

50 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos
Colección de anuncios realizados con motivo de la celebración del 50 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. 38 anuncios que incluyen temas como los derechos de las mujeres, los campos de concentración de la II Guerra Mundial, los derechos del niño y de la niña, los golpes de estado de Chile y Argentina, o las manifestaciones pacíficas del 20 de mayo de 1998 en Montevideo. © Amnesty International /TV Ciudad

Al filo de su 40º aniversario, Amnistía Internacional decidió en 2001 ampliar su campo de acción a los derechos económicos, sociales y culturales, con lo que completaba la integración en su Estatuto de la defensa de todos los derechos humanos recogidos en la Declaración Universal de 1948. Era una especie de seña de identidad de la tercera y cuarta décadas (1981-2001) de la organización, que fue ampliando su ámbito de trabajo a la protección de las personas refugiadas (1985), la condena de las acciones de grupos armados que atenten contra el derecho internacional humanitario (1991) y una variada galería de preocupaciones (1999) como el impacto de las relaciones económicas en los derechos humanos, el empoderamiento de quienes los defienden, las campañas contra la impunidad o el fortalecimiento del activismo de base.

En un contexto de auténtico terremoto en el escenario político internacional por la caída de la Unión Soviética y la independencia de numerosos países del antiguo bloque del Este, la región de Europa central y oriental vio nacer a más de 40 Grupos de AI. Un eslabón más en el crecimiento de la organización, cuyos 250.000 simpatizantes, miembros y activistas en 151 países de 1981 casi se triplicaban (700.000) en 1990, año en el que los Grupos de voluntarios superaban los 6.000 en 70 países.

» Seguir leyendo