Cortometraje creado por Amnistía Internacional Reino Unido sobre las prácticas perjudiciales de la Shell Oil en el delta del Níger. © AI

Para ellos, petróleo no es más que triste y cruda realidad desde hace años: sinónimo de desplazamiento, de destrucción y muerte. Allí, en lo que llaman Ogoniland, se vierte desde la red de tuberías, terminales, estaciones de bombeo y plataformas, constantemente, cual Exxon Valdés empujado a la puerta de tu casa, en una de las peores catástrofes ecológicas de este mundo… y más ignoradas: a ojos occidentales no existe. Aquello no es la costa de Florida, ni dice palabra el presidente Obama.

» Seguir leyendo

Muchas otras violaciones de derechos humanos quedaron pendientes, como el encarcelamiento de “presos inocentes” acusados de terrorismo o las esterilizaciones quirúrgicas forzadas a mujeres pobres que investigó la abogada peruano-española Giulia Tamayo

» Seguir leyendo

AI recuerda que la mayoría de víctimas aún espera "reconocimiento, reparación y justicia" y considera que el país "necesita mirar al futuro enfrentándose a su pasado". También aboga por la protección de los derechos humanos y la efectividad policial y judicial para acabar con la actual inseguridad y las mafias

Madre e hijo caminan entre las marcas policiales en la escena de un tiroteo cerza de Zacapa, Guatemala. 23 de septiembre de 2010. (c) REUTERS/Daniel Leclair

Después de un prolongado conflicto armado interno (1960-1996) que dejó más de 200.000 muertes y 50.000 ‘desapariciones’, Guatemala sigue envuelta en un grave clima de violencia que ahora tiene perfiles de inseguridad callejera, mafias agresivas y violaciones de los derechos humanos. Un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo cifra en 6.000 los homicidios anuales, con una tasa de 47 por 100.000 habitantes (108 en la capital) que desborda brutalmente el nivel de “epidemia de violencia” fijado por la Organización Mundial de la Salud en 10 crímenes por 100.000 habitantes.

Ni Proteccion Ni Justicia – Homicidios de Mujeres en Guatemala
Documental realizado por AI Holanda (en castellano) en 2005, sobre el feminicidio en Guatemala

Tras constatar que “las personas más vulnerables de la sociedad” siguen viendo violados sus derechos humanos, Amnistía Internacional instó a los candidatos de las elecciones presidenciales que se decidirán en la segunda vuelta de noviembre, a que “se comprometan a priorizar el respeto, el fomento y la protección” plena de esos derechos. Una demanda que comprenden a la perfección las mujeres y niñas discriminadas y asesinadas (717 en 2009 y 695 en 2010 a pesar de la Ley contra el Femicidio de 2008), el campesinado indígena desalojado a la fuerza de sus tierras o las defensoras y defensores de derechos humanos que sufren amenazas y ataques. Ni la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú se ha librado de la represión.

» Seguir leyendo

Aung San Suu Kyi, Nobel de la Paz y ‘Embajadora de Conciencia’ de AI, simboliza la resistencia democrática a un régimen castrense que ahora se disfraza con una “parodia de elecciones”

» Seguir leyendo

Pese al desdén oficial, familiares y ONG han conseguido localizar a la mitad de los 700 menores 'desaparecidos' durante el conflicto armado 1980-1991

Mural por las víctimas, El Salvador. Marzo de 2003 (c) 2003

El reciente Día Internacional de los Desaparecidos (30 de agosto) desparrama su eco sobre uno de los grandes dramas del conflicto armado que desangró a El Salvador entre 1980 y 1991: la ‘desaparición’ de más de 700 niñas y niños. Una tragedia agravada por la desidia y el desdén de las autoridades, que, como ha denunciado repetidamente Amnistía Internacional, no solo han incumplido su obligación de investigar los hechos y perseguir a sus responsables, sino que ni siquiera han apoyado los esfuerzos de búsqueda de familiares y organizaciones no gubernamentales, que pese a ello han conseguido localizar a la mitad de esos menores.

Corresponde a la serie de videoclips creados para la celebración del 30 aniversario de las acciones urgentes de AI. Este corresponde al dedicado a El Salvador y al caso de Febe Velasquez, asesinada junto a otros 10 miembros de Fenestras, uno de los más sindicatos con más miembros en El Salvador en aquel momento, en un antentado con coche bomba. (c) AI Bélgica 1991 (en inglés)

En julio de 2003, el informe de AI “El Salvador. ¿Dónde están las niñas y los niños desaparecidos?” centraba la cuestión como “parte de sus continuos esfuerzos para poner fin a la impunidad por las pasadas violaciones de derechos humanos” y “para apoyar los esfuerzos de quienes se empeñan en encontrar a las niñas y niños desaparecidos” durante el conflicto armado. Este, calificado de “uno de los periodos más oscuros de la historia” de ese país centroamericano, dejó “75.000 víctimas de violaciones de derechos humanos” –incluidas ejecuciones extrajudiciales, homicidios ilegítimos, desapariciones y torturas–, en su “mayoría cometidas por las fuerzas armadas y los ‘escuadrones de la muerte’ y, en muy menor proporción, por el grupo de oposición armada, el Frente Farabundo Martí de Liberación Nacional (FMLN)”.

» Seguir leyendo