Categoría: Corte Penal Internacional

El Estatuto de Roma y la Corte Penal Internacional hacen avanzar la justicia global, aunque persiste una importante brecha por el bloqueo de los países más poderosos y sus aliados

Miembros de AI Benin, Costa de Marfil, Senegal y Togo por una Corte Penal Internacional. (c) AI 1995

El avance de la justicia internacionalestá estrechando el cerco y dejando sin refugio a los responsables de genocidio, crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra. El principio de jurisdicción universal que permite perseguir en un país las graves violaciones de derechos humanos cometidas en cualquier otro lugar, ha ido ganando terreno y, según datos de Amnistía Internacional, está asumido ya por más de 125 países. Y también ha llegado para quedarse la Corte Penal Internacional (CPI) de 2002, creada por el Estatuto de Roma de 1998 para investigar y juzgar esas gravísimas violaciones de los derechos humanos cuando las autoridades nacionales no puedan o no quieran hacerlo.

Niños soldados en la RDC (c) AI 2003

Por eso, y aunque persiste una importante brecha en esa justicia global por el bloqueo –denunciado por AI– de los países más poderosos, a la CPI se le acumula el trabajo cuando está a punto de finalizar su primer juicio. En el banquillo se sienta Thomas Lubanga, fundador y líder de la Unión de Patriotas Congoleños, bajo la acusación de reclutar a más de 30.000 niños-soldado durante 2002 y 2003 en la República Democrática del Congo (RDC). Tras varias demoras y algunas tensiones entre el tribunal y el fiscal Luis Moreno-Ocampo, el proceso iniciado en enero de 2009 ha visto declarar ya al último testigo de la defensa y tiene previsto escuchar las conclusiones finales los próximos 25 y 26 de agosto.

» Seguir leyendo